Análisis DAFO: qué es y qué estrategias emplear según este

¡Compártelo!

Si en algún momento has pensado en emprender tu propia empresa, te habrás encontrado con que dentro del plan de negocio debes realizar un análisis DAFO. A continuación, te mostramos en qué consiste y qué estrategias puedes deducir a partir de él.

¿En qué consiste el análisis DAFO?

Las siglas DAFO se corresponden con las palabras Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Este tipo de análisis se utiliza para detectar cuál es la situación en la que se encuentra una empresa o desde la que parte. De esta manera podemos tener una visión objetiva que nos permitirá plantear las estrategias adecuadas para nuestros objetivos.

Las debilidades y fortalezas forman parte del análisis interno de la empresa, aspectos que dependen de ella misma. Por su parte, las amenazas y oportunidades son factores externos, que completan a los factores que hayamos podido analizar previamente en un análisis PESTEL.

Todo esto se recoge en una matriz como la siguiente. La finalidad de combinar estos elementos es poder definir las estrategias que aplicaremos según nuestras ventajas o desventajas.

Plantilla de análisis DAFO.

Qué estrategias utilizar según tu DAFO

A través de lo que hayamos identificado en nuestro análisis DAFO podemos establecer cuáles son nuestras ventajas competitivas. Estas son las que nos sitúan en mejor posición en el mercado con respecto a nuestros competidores o a cómo somos percibidos por los consumidores.

Para concretarlas, tendremos en cuenta nuestras fortalezas en relación a las oportunidades y amenazas. También podemos establecer desventajas partiendo de nuestras debilidades. Veamos cómo se realizan estas combinaciones y qué estrategia debemos aplicar en cada caso con ejemplos:

  • Fortalezas + Oportunidades. Nuestra situación es óptima, por lo que optaremos por una estrategia ofensiva. Por ejemplo, un negocio que es líder en un área de influencia y quiere lanzar un producto nuevo porque tiene la capacidad económica o sabe que hay demanda de este.
  • Fortalezas + Amenazas. La situación propia es buena pero no lo es tanto la del entorno, por lo que adoptaremos una estrategia defensiva. Por ejemplo, un competidor muy fuerte entra en el mercado amenazando la posición de ventaja de un negocio ya establecido.
  • Debilidades + Oportunidades. La situación del entorno es favorable pero nosotros no estamos en las mejores condiciones, por lo que nos decantaremos por una estrategia de adaptación. Esto puede ocurrir cuando hay demanda de un producto en el mercado pero para nosotros como empresa ya no es rentable.
  • Debilidades + Amenaza. Esta es la peor situación posible que nos podemos encontrar, por lo que debemos optar por una estrategia de supervivencia. Este podría ser el caso de que tuviésemos un producto que no nos genera grandes ingresos y que a mayores tiene un fuerte competidor.

¿Qué nos aportan los resultados del DAFO?

Como decíamos previamente, con estos resultado podemos tener una visión realista y objetiva de la situación de nuestro negocio. Este tipo de análisis se puede aplicar a todo tipo de empresas y no solo eso, sino que también se utiliza para analizar nuestra propia marca personal para saber qué podemos aportar al mercado laboral.

Si está pensando en iniciar un negocio, en Asturias estamos impartiendo un Módulo Formativo de Planificación e iniciativa emprendedora en pequeños negocios o microempresas. ¡Anímate!

Análisis DAFO: qué es y qué estrategias emplear según este
The following two tabs change content below.

Noelia Costas

Graduada en Comunicación Audiovisual. Departamento de Marketing y Comunicación de Grupo Método.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba